¡Entrar en el ring! – La lucha de Cuaresma

Con el Miércoles de Ceniza comienza el tiempo especial de preparación para la fiesta más importante para los cristianos. ¿Cómo vives este tiempo? ¿Será una espera contando los domingos de Cuaresma, para ya al final de este tiempo perderse en los preparativos del desayuno de Pascua? Hoy los invito a que vivan este tiempo junto a santa Faustina, entrando en el ring y librando una lucha espiritual. Has de saber que ahora estas sobre un escenario donde te observan la tierra y todo el cielo – dijo Jesús a la hermana Faustina – lucha como un guerrero para que pueda concederte el premio; no tengas mucho miedo, porque no estás sola (D. 1760). La realidad es que tú también estás en el escenario. El ser consciente de que la lucha ya ha comenzado es la mitad del éxito. Y el fracaso es engañarse a sí mismo pensando que puedes permanecer sin definirte, “políticamente correcto” entre dos poderes que luchan entre sí: el bien y el mal. Si decides no dormir durante el tiempo de Cuaresma, te invito a librar una lucha espiritual, por ti, por aquellos que yacen junto a tus pies, vencidos por los pecados, las adicciones, el odio y la falta de perdón.  Un mensaje para ti: Hija mía, la vida en la tierra es una lucha y una gran lucha por Mi reino, pero no tengas miedo, porque no estás sola. Yo te respaldo siempre, así que apóyate en Mi brazo y lucha sin temer nada.  Toma el recipiente de la confianza y recoge de la fuente de la vida no sólo para ti, sino que piensa también en otras almas y especialmente en aquellas que no tienen confianza en Mi bondad (D. 1488).

La primera ronda tendrá lugar el próximo domingo.