Día 5 – Entrega y renuncia al pecado y a todo lo que conduce al mal