Día 1 – Entrega a Dios del momento de mi concepción